Diseña mejor aprendiendo a desarrollar el pensamiento visual

Compartir:

El mundo en el que vivimos está plagado de imágenes. Sin embargo, tiene poca imaginación, es decir, capacidad de crear imágenes con nuestra mente. Nos hemos desacostumbrado a analizar las imágenes y ya no contamos con un buen pensamiento visual. Nos vemos bombardeados con imágenes que sufrimos sin comprender.

Uno de los problemas es que no sabemos hacerlas: no sabemos cómo se construye una imagen. Cuando probamos a hacernos una foto bonita, por lo general no lo conseguimos: «no tenemos la capacidad técnica», pensamos. Es decir, pensamos que no sabemos cómo funciona una cámara. Pero el problema va más allá.

Aprender a leer y comprender las imágenes

Solo hay que coger un lápiz y una hoja de dibujo y probar a recrear ese póster y hacerlo nuestro. Tenemos que aprender a idearlo y diseñarlo, a liberarlo de los elementos decorativos y a comprender su estructura.

Tenemos que mover los objetos, y mirar más allá. Intentar entender cómo se mueve todo, se forma y se crea. Para ello, dibujar es la manera más inteligente y sencilla de comprender cómo se construye una imagen.

En la fase del diseño, no interesa el resultado final, sino la construcción. Hay que preocuparse por la puesta en escena o la construcción, o la superposición o composición de los elementos que tiene a su disposición.

Es importante observar el proyecto desde lejos, muy lejos, y después dibujarlo en pequeño: cuanto más grande lo hagamos, más nos veremos obligados a añadir detalles y pasaremos por alto la estructura de la imagen. Una vez establecida la estructura, podremos introducir los demás elementos.

Componer y descomponer una imagen, probar y volver a probar la mejor combinación, es una de las muchas actividades que podemos hacer para estimular nuestro pensamiento visual. Así conseguiremos mejorar nuestra capacidad de diseño.

¿Cuál es el secreto? Dibujar, descomponer e imaginar

El dibujo, en todas sus variantes, sigue siendo el mejor amigo del diseñador. Es la herramienta que mejor permite visualizar los pensamientos: es rápido, económico, está al alcance de todos y no requiere capacidades artísticas, puesto que basta con saber trazar líneas, cuadrados, círculos y letras del alfabeto.

Mejora tu pensamiento visual

Queremos que la próxima vez que vayas a diseñar algo, pienses en la composición como elemento fundamental. Primero intenta pensarlo en papel, dibujarlo con rotuladores y lápices. Después, busca todas las soluciones que creas posibles. Y por último, podrás digitalizarlo en la pantalla de tu ordenador.

Verás cómo, poco a poco, volverás a despertar tu imaginación, mientras que tus dedos volverán a mancharse de color y tus diseños serán cada vez más creativos.

¡Esperamos poder ver todos tus diseños pronto!

Tags: Consejos sobre publicidad, Diseño
¿Cómo crear el marcapáginas perfecto?
Maneras de distinguirte con el marketing offline

También podría gustarte

Menú